El pueblo mapuche, previamente conocido con el nombre de “araucanos”, es un grupo de etnias amerindias que habitan el sur del actual territorio de Chile y Argentina. Divididos en algunos grupos un tanto diferenciados entre sí, se considera mapuches a todos los pueblos que hablan alguna variedad de la lengua mapudungún, así como sus descendientes.

En el territorio chileno se calcula que existen entre 600 mil y más de un millón de mapuches, dependiendo del método estadístico utilizado. En cualquier caso, aquellas personas que se autoidentifican como mapuches constituyen una cantidad sustancial de la población total del país, alrededor de un cinco por ciento de la población total, y casi un noventa por ciento de la población originaria.

La cultura mapuche y la historia

Históricamente, la población mapuche y su cultura han sido menospreciadas en territorio chileno, al igual que la mayoría de las culturas originarias en el vasto continente latinoamericano desde la colonia. El pueblo mapuche, que ya había estado en conflicto con la cultura incaica antes de la conquista española, fue atacado cruelmente por el gobierno chileno durante la denominada Ocupación de la Araucanía, un proceso equivalente a la llamada Conquista del Desierto llevada a cabo por el gobierno argentino del otro lado de los Andes.

A pesar de ello, la cultura mapuche resistió y logró mantener buena parte de sus costumbres durante el siglo XX. La identidad mapuche, estrechamente ligada al idioma mapudungún, sobrevivió a pesar de que una gran parte de la población fue relegada a pequeños territorios. Además, los vaivenes políticos del país se sintieron fuertemente en la comunidad mapuche, especialmente de la mano del último gobierno militar.

Hoy en día la cultura mapuche vive un resurgimiento de las luchas por el reconocimiento de su derecho a la tierra y a la autodeterminación, tanto en Chile como en la Argentina.