Uno de los mayores problemas historiográficos en la actualidad consiste en contrarrestar la herencia patriarcal en la manera de ver la historia de cada región. La mayoría de los historiadores coinciden en que el rol de las mujeres ha sido tradicionalmente invisibilizado, en una visión de la historia que durante siglos se ha centrado en batallas y grandes luchas de poder protagonizadas en gran medida por hombres, relegando a las mujeres al terreno de lo doméstico, y considerando a las grandes mujeres de la historia casi como excepciones que confirman la regla.

En aras de construir un relato más completo y menos patriarcal, historiadores de todo el mundo están intentando entender la historia desde el punto de vista femenino.

En este contexto aparece el libro “Historia de las mujeres en Chile”, un ambicioso proyecto que se propone relatar la compleja historia chilena de la mano de las mujeres que la protagonizaron. Sus editores, Ana María Stuven y Joaquín Fermandois, narran en gran detalle el importantísimo rol que tuvieron las mujeres en la complicada historia del país, siempre teniendo en cuenta el contexto latinoamericano del cual Chile forma parte.

El libro está editado en dos tomos. El primero comienza con la llegada de los conquistadores españoles al territorio chileno, analizando el rol de las mujeres en las sociedades aborígenes y coloniales, su lugar en las instituciones educativas y religiosas, su protagonismo durante la Guerra del Pacífico, etcétera. El tomo abarca hasta el siglo XIX.

En el segundo tomo, los autores examinan la importancia de los movimientos emancipatorios femeninos durante el siglo XX, y las consecuencias que tuvieron en la vida de las mujeres del país. Con especial énfasis en la evolución del movimiento feminista en el contexto más amplio de las luchas sociales, el tomo aborda algunos temas muy interesantes, como por ejemplo el rol de la machi en la sociedad chilena moderna.